Considerada una de las semillas con más nutrimentos en el mundo, la linaza es actualmente un superalimento que también nos ofrece uno de los aceites más saludables que existen. Como cereal es muy benéfico, gracias a que contiene un alto contenido de fibra dietética, ácidos grasos del tipo Omega 3 y 9.

Aquí 10 de sus beneficios:

  • Gracias a su rica cantidad de fibra, la linaza resulta ser un excelente cereal para incluir en nuestra dieta diaria, ya que no solo ayuda a evitar el estreñimiento, sino que favorece el control del sobrepeso y regula el apetito por la sensación de saciedad que produce.
  • Las fibras solubles de la linaza impiden la acumulación de colesterol en la sangre, facilitando su eliminación por vías naturales. Esta propiedad se debe a que posee un tipo de fibra que se adhiere al colesterol, evitando que lo llegue a absorber nuestro organismo.
  • La linaza previene diversas enfermedades inflamatorias, gracias al ácido linoléico que posee (una especie de ácido graso), que es muy bueno para todo tipo de inflamaciones.
  • Ayuda a la prevención y a la formación de coágulos de sangre en venas y arterias, lo que significa que disminuye el riesgo de ataques cardíacos. Dichas propiedades son efectivas si van de la mano con un cambio en el estilo de vida, ejercicio físico y una dieta saludable.
  • Aumento progresivo de la vitalidad y de la energía. Hace que los músculos se recuperen rápidamente después del ejercicio. Esto se debe a que estimula la utilización de las grasas para obtener energía, por lo que también es muy bueno para quemar grasas de manera natural.
  • Nos da una sensación de calma, útil para bajar el nivel de estrés y suavizar el cabello y la piel.
  • Estudios confirman que el aceite de la linaza es un afrodisiaco natural.
  • La semilla de linaza contiene 27 componentes anticancerígenos, uno de estos agentes es la lignina. Posee 100 veces más que los mejores granos integrales. Ningún otro vegetal conocido hasta ahora iguala estas propiedades.
  • La linaza es una gran fuente de vitaminas, principalmente las del grupo B (incluyendo la vitamina B9), pero también contiene vitaminas C y E, que son antioxidantes ideales para combatir los radicales libres, es decir, colaboran incluso en aminorar las influencias del proceso natural de envejecimiento.
  • La linaza tiene altos contenidos de fitoquímicos (que ayudan a la purificación del cuerpo), ideales para cuidar nuestra salud y balancear la carga hormonal, en especial en las mujeres. Por ello, no se recomienda el uso o consumo de linaza durante el embarazo y la lactancia, pero resulta un gran aliado para aumentar la fertilidad y también para aliviar los síntomas físicos de la menopausia.

Ahora ya tienes solo algunas pocas razones para comenzar a hacerla parte de tu alimentación, te lo podemos asegurar, ¡no te arrepentirás!