El plástico representa cerca de el 13% de los residuos en el mundo. En el océano hay 5.25 millones de residuos de este y al día se quedan aproximadamente 10 toneladas en el medio ambiente. Existen cinco islas de basura flotando en el mar de el tamaño de países como Costa Rica.
 
Estas son algunos de los datos que nos alertan para ponernos las pilas y ayudar a nuestro planeta. Cada individuo podemos poner nuestro granito de arena para mejorar esta situación.
 
Te recomendados que realices alguna o varias de las siguientes acciones y juntos hacer de nuestro planeta un lugar sin basura:
 
  • Evita comprar agua en botellas de plástico. Una excelente opción es adquirir un filtro que te durará muchos años y además enriquecerás tu agua con minerales.
  • Olvídate de los popotes. No pasa nada por beber de el vaso, si tienes sensibilidad en los dientes actualmente existen versiones de cristal, metal o madera.
  • Enamórate de las bolsas reutilizables. De tela, papel, o cualquier material degradable y llévalas siempre contigo cuando salgas de compras.
  • Evita los congelados en los supermercados. Ademas son productos procesados que no le benefician a tu cuerpo.
  • Saca los chicles de tu vida.
  • Compra productos empaquetados en cartón o vidrio. Muchas marcas se están uniendo a este movimiento ecológico así que apuesta por ellas.
  • Sustituye las refractarios de plástico por recipientes de cristal o de acero inoxidable para guardar tus alimentos.
  • Comprar productos a granel. En la mayoría de los casos es más económico y, a menudo, son productos menos procesados. Los productos a granel pueden ayudar a reducir la basura drásticamente. Puedes comprar exactamente la cantidad que necesitas y si llevas tu propias bolsas o botes reutilizables .
  • Evita los productos desechables.
  • Usa utensilios de cocina de madera, bambú o acero inoxidable
  • Usa biberones de vidrio para los bebes.
  • Usa pañales de tela
  • Prepara tus jugos caseros. Además de ser más sanos evitarás que te los den en vaso o bolsa de plástico.
  • Haz tu mismo tus productos. Sabemos que la falta de tiempo a veces no nos lo permite pero en lugar de pasar tanto tiempo en las redes sociales , ¿por qué no hacer un pastel, una crema antirrugas, un jabón o mascarilla casera o tener tu huerto urbano?. La actividad manual es un gran ejercicio de relajación para tu mente.
 
Puedes empezar a poner en práctica desde hoy estos consejos, es más fácil de lo que te imaginas.
 
Si te gustó el artículo compártelo. Juntos podemos generar un mayor impacto.