Estar en forma no implica someternos a esos planes de alimentación monótonos y aburridos. Podemos comer diferente, delicioso y sano para mantenernos en el peso ideal, sin olvidarnos de ejercitar nuestro cuerpo periódicamente y tener una actitud siempre positiva.

Amamos la Tarta de berza con base de quinoa porque es muy fácil de preparar, es nutritiva por la combinación de sus ingredientes y además es muy ligera.

Ingredientes:

  • Una taza de quinoa cocida
  • ½ cebolla mediana
  • Tres huevos
  • 450 gramos de queso manchego orgánico rayado
  • 4 tazas de berza (col rizada o Kale)
  • Ghee (mantequilla clarificada)
  • ½ taza de taza de leche de almendras

Procura que los ingredientes que utilices sean orgánicos.

Preparación:

Rebana la cebolla y cocínala con Ghee a fuego medio, cuando tome un color brillante apártala. En el mismo sartén cocina las hojas de berza hasta que se ablanden un poco.

Barniza el refractario con Ghee y extiende la quinoa perfectamente escurrida por toda la base y las orillas.

Combina la cebolla con la berza y colócalas sobre la base de quinoa. Agrega el queso manchego.

En una licuadora pon el huevo, la leche de almendras, sal y pimienta al gusto. Vacía la mezcla en el refractario y golpea suavemente para que se extienda bien.

Hornea a 250 grados por 45 minutos.

Cuando notes que el queso ya está derretido con un aspecto casi dorado, te recomendamos apagar el horno y dejarla cinco minutos dentro.

¡Lista para servir! Acompáñala con una ensalada.

Mira algunos de los beneficios de sus ingredientes:

Quinoa: Es un superalimento con un gran aporte energético, tiene un alto nivel proteico, es rica en aminoácidos, en minerales (calcio, hierro, magnesio) y con vitaminas C, E, B1, B2 y fósforo. Ayuda a controlar el nivel del colesterol y a prevenir la flacidez en la piel.

Cebolla: Tiene acción diurética, antifúnguica, broncodilatadora, antibacteriana, expectorante, anticoagulante (ayuda a una buena circulación en la sangre), antiinflamatoria y es un gran antibiótico natural.

 Huevo: Contiene vitaminas B12, D, A, B2, fósforo, zinc, calcio, selenio y aminoácidos. Es una proteína y no incrementa el riesgo de obtener problemas en el corazón.

Queso: Es una gran fuente de la calcio y proteína, tiene vitaminas A, B2, D y vitamina E.

Berza (Kale o col rizada): Rica en calcio, activa el sistema inmunológico por su vitamina C, buena para la visión por su vitamina A, es anticancerígeno, contiene hierro, es alcalino, antiinflamatorio y antioxidante.

Ghee o mantequilla clarificada: Antioxidante natural, contiene vitaminas C, A, D, E y K, no aumenta el colesterol, es una fuente de energía, ayuda a la digestión, es un aliado en el proceso de desintoxicación.

Leche de almendras: Rica en antioxidantes, tiene potasio, calcio, alta en fibra, vitaminas D y A, proteínas, omega 6, zinc, calcio, hierro, magnesio y potasio, no tiene gluten, ni lactosa, ni colesterol.

¡Come bien, siente bien, piensa bien! Cuidarte y llevar una vida con hábitos saludables es fundamental para disfrutar de una buena salud.