Si queremos hacer algunos cambios para llevar un estilo de vida más saludable y estamos pensando en empezar a realizar alguna actividad física podemos considerar la opción de realizar algún tipo de ejercicio aeróbico. 

El ejercicio aeróbico se basa en desarrollar actividades con menor intensidad, pero durante periodos de tiempo más largos con el objetivo de ir consiguiendo mayor resistencia. Una actividad de esta categoría utiliza mucho oxígeno, lo que incrementa la capacidad pulmonar y termina por beneficiar al sistema cardiovascular.  

Existen muchas actividades que entran en la categoría de ejercicio aeróbico como caminar, correr, nadar, spinning, escalar, trekking, baile y muchas otras que podemos encontrar en las clases que ofrecen los gimnasios. 

Como todo ejercicio, el aeróbico debe ser adecuado y diseñado de acuerdo a la condición que tengamos y que no sobrepase el 85% de nuestra resistencia porque de lo contrario se convierte en un ejercicio anaeróbico. También es importante llevar un registro de nuestras pulsaciones cardiacas por minuto (NPM) para que queden dentro del rango seguro (una constante de 220 en hombres y 210 en mujeres menos la edad que se tenga).   

Este tipo de actividades son ideales para adelgazar por la gran cantidad de grasa que se quema durante las rutinas además de que no aumenta masa muscular, simplemente la tonifica. Esto se debe a que se producen cambios en nuestro metabolismo que optimiza su funcionamiento. 

Pero, además, realizar algún tipo de ejercicio aeróbico trae muchos más beneficios para nuestro cuerpo como el aumento de absorción de minerales que fortalecen los huesos como el calcio, ayuda a disminuir la presión arterial y a reducir los niveles del “colesterol malo”. 

Los beneficios no sólo son físicos sino también psicofísicos pues las actividades aeróbicas liberan una enorme cantidad de endorfinas que influyen positivamente en nuestro estado de ánimo y nuestra autoestima, pero también mejoran la calidad de nuestras horas de sueño. 

Si ya sabemos qué actividad vamos a realizar, en #Nanuya, dejamos algunas recomendaciones para tu nuevo estilo de vida: 

  1. Antes de empezar a realizar cualquier tipo de ejercicio es recomendable hacernos un chequeo médico para evaluar nuestras condiciones cardiovasculares y algunos otros aspectos que nos pueden ayudar a elegir la actividad adecuada. 

  1. Comenzar el ejercicio con un calentamiento previo es lo mejor que podemos hacer, 10 minutos bastan para evitar lesiones. 

  1. Utilizar ropa cómoda que nos permita transpirar y movernos con facilidad. El tipo de calzado también debe ser adecuado a la actividad que realicemos. 

  1. Hidratarnos constantemente antes, durante y después de cada ejercicio. 

  1. La duración recomendada de este tipo de ejercicios es de 30 minutos mínimo 3 veces por semana. 

  1. Recordemos siempre estirar después de cada sesión para disminuir las molestias y evitar lesiones. 

Siempre que tengamos una duda, es importante consultarla con especialistas o nuestros entrenadores. Anímate a realizar cambios positivos en tu vida y comienza a hacer ejercicio. ¿Cuál es tu favorito?